Arnulfo de Metz: El santo patrono de los Cerveceros y el milagro que lo beatificó

Arnulfo de Metz: El santo patrono de los Cerveceros y el milagro que lo beatificó

A la hora de hablar de cervezas y de los míticos personajes con los cuales podemos relacionar la bebida, es mas común que lo asociemos con San Patricio que con San Arnulfo. Pues aparte de ser una figura mas popular, esta ligado al festejo del 17 de marzo, siendo que este festejo no tendría relación directa con la cerveza, sino con el nacimiento de la república de Irlanda.
San Arnulfo seria, en este caso, el santo adecuado para rendir un homenaje a la cerveza. Sin pasar por alto los acontecimientos en vida, y post mortem que lo posicionaron como santo en la iglesia católica.

San Arnulfo de Metz: 582dC-640dC

Su obra en vida

Nacido en Austrasia (hoy perteneciente a Francia) y alcanzando el obispado de la región de Metz a la edad de 32 años, advertía pues el peligro de beber el agua directamente del río ya que, estaba contaminada por una peste, y en su reemplazo, recomendaba beber cerveza.
Pues claro, la ciencia en el siglo VI no era lo suficientemente avanzada para saber que las bacterias que se encontraban en el agua morían al llegar al punto de ebullición, proceso que forma parte de los pasos a seguir para obtener la cerveza.

El milagro que lo consagro como santo

Al morir el 18 de julio en un monasterio de la consolidada Francia, en el año 640, los feligreses de Metz pidieron la exhumación de su cuerpo para así poder enterrarlo en su pueblo.
El viaje de regreso era extenso y agotador. A mitad de camino, los feligreses decidieron detenerse en una taberna a descansar.
Todos pidieron cerveza para honrar al obispo y su obra, pero, desafortunadamente, solo quedaba suficiente para llenar una jarra. Aun así, los fieles aceptaron y decidieron compartir entre todos esa única jarra servida.
La leyenda cuenta que los doce fieles que escoltaban los restos de Arnulfo pudieron saciar su sed y beber copiosamente de la jarra, que parecía que nunca se iba a acabar.
Sorprendidos, los feligreses relataron el hecho al Obispado, para que luego llegase al vaticano.
El vaticano reconoció este milagro, junto con su obra en vida, otorgándole el titulo de San Arnulfo de Metz: Santo Patrono de los Cerveceros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)